domingo, 8 de junio de 2008

La historia de la zapatera y el peluquero

Érase que se era en un metaverso de cuento, dos personas que habían vivido muchas experiencias dentro, dos avatares a los que su segunda vida les había zarandeado de lo lindo y que, hartos de tantas emociones, habían decidido seguir viviendo sin más aspiración que la de pasar el rato, ganando unos linden, dejando que los días grises transcurriesen monótonos dentro de ese universo…

Queridos niños, esta es la historia de una casualidad que hizo que de repente dos avatares desconocidos, inmersos en el vasto océano de Second Life, cruzasen los rumbos de sus rutas y volviesen a creer en la magia de la noche, y decidiesen que valía la pena compartir sus vivencias en este mundo de locos, donde la virtualidad está en todas partes y nada es lo que parece.

Ella era una bella zapatera, una erudita a la violeta, un alma inquieta que, incansable, dedicaba sus horas a aprender los secretos del metaverso. Nada era suficiente para apagar su sed de conocimiento, sus ansias de descubrir y conocer todo lo concerniente a esta segunda vida…. Nuestra zapatera había viajado mucho, mucho, mucho…., dentro y fuera de SL, y había vivido muchas vidas, algunas de ellas muy intensas.

Habitaba en una casita de chocolate al lado de la playa, rodeada de sol y de gatos, y disfrutando de esos amaneceres limpios que solo puedes ver en Second Life una mañana de Windlight. Cada puesta de sol, ella miraba hacia poniente, cerraba los ojos y, entre suelas, empeines y tacones, soñaba con un príncipe de cuento que la llevaría más allá de aquellos mares de SL. Luego, abría los ojos, y volvía a concentrarse en situar aquellos prims endiablados en la bota que tenía delante….brrrrr…malditas texturas….

Mientras tanto, al otro lado del metaverso, vivía un peluquero que se dedicaba a arreglarles el cabello a las damas que venia a su establecimiento, mechón va y mechón viene. Con sus tijeras y peines había conseguido tener un pequeño negocio que le daba para mantener una segunda vida bastante digna y pagarse las cervezas virtuales.

Vivía en el tejado de su tienda, sin más consuelo que la misma luna llena que miraba cada noche virtual. Sin embargo el peluquero a veces extraviaba su mirada mientras veía caer los mechones de sus clientas al suelo de su tienda, cerraba los ojos y pensaba que en algún lugar de aquel inmenso universo infinito, debía encontrarse alguien que le hiciese volver a soñar, volver a creer en la magia... mmm….., de repente,… esos pensamientos eran interrumpidos por el comentario de la clienta indicando que le cepillase más el pelo, que no era aún lo suficientemente flexi….

Y así, ambos pasaban los días, las noches en SL, alzaban la vista al cielo y sin saberlo, sus miradas se cruzaban….


Un día apareció en sus vidas una especie de hada madrina transmutada en modista que le gustaba hacer trajes de flamenca, no tenía varita mágica pero de sus manos salían maravillas mientras pronunciaba sus conjuros con un inconfundible acento andalú…

Fruto de ese conjuro del destino, hizo que el peluquero se interesase por los diseños de la zapatera, buscando ampliar su pequeño centro comercial. Y, mientras hablaban de prims, su mirada pasaba de los ojos de la zapatera a su sonrisa, de su sonrisa a sus manos y de sus manos a sus ojos y vuelta a empezar en un ciclo sin fin…y entre ciclo y ciclo, seguían hablando de vendors, de alquileres, de tiendas, de linden $, de lag, y con tanto negocio, a ella se le cayó un script al suelo, se agacharon ambos y sus manos se rozaron. Ella, desvió, la mirada mientras el le devolvía el script. Y la conversación acabó con una invitación para que el peluquero visitase un local dedicado a la Casa de España en el sim de Venecia que la zapatera había ayudado a crear. El peluquero corrió al día siguiente a visitar ese lugar y apreció la magia que la zapatera imprimía a las cosas que tocaba…no podía quitarse aquellos ojos de la cabeza….



Pasó algún tiempo y una de esas noches en las que el peluquero estaba a oscuras arriba de su tejado, sentado en un sillón mientras apuraba una botella de Jack Daniels, recibió una llamada por IM…ring, ring…. las letras aparecieron alegres en la pantalla negra…

-¿Tienes algo que hacer esta noche? -Le preguntó ella

Él se hizo el interesante…-Mmmmm, no se….- dijo él, cuando sabia positivamente que lo único interesante de aquella noche era retorcer unos cuantos prims de un pelo que llevaba dos semanas intentando acabar…

-Una buena amiga se casa y me pregunto si te apetecería venir a la boda- le comentó.

El peluquero se puso muy contento, solo había estado en un par de bodas antes, y siempre le habían interesado estas cosas…

Llamó a un taxi y a la boda se encaminó, previa parada en la casa de la zapatera donde la novia y ella forcejeaban con el vestido blanco y unos zapatos de cristal para la ocasión... Cuando los dioses linden lo permitieron, otro taxi los recogió y los llevo al lugar de la ceremonia, donde, pese al lag, el peluquero encontró asiento muy cerquita de la única persona que conocía: la zapatera. Siguiendo la estela de sus ojos, se sentó.


La boda, qué decir de ella, fue magnifica, momentos mágicos y entrañables, se cantó en directo “Over the rainbow” y mientras oía esta música, miraba aquellos ojos y en ese preciso momento el peluquero empezó a sentir de nuevo que podía tocar aquel arco iris….

Al acabar las canciones, se abrió el baile, ellos bailaron toda la noche…los invitados se fueron yendo poco a poco… los últimos que se quedaron fueron ellos dos y los novios…los novios también se fueron…se despidieron de ellos…se miraron…

-¿Te apetece un último baile?- susurró él, sin mucha esperanza….

-Venga- le dijo ella….

Llamó a un taxi y les llevó a una sala de baile…bailaron toda la noche... hasta que amaneció en aquel sim…., ya clareaba el alba cuando ella miró la hora.

-Me tengo que ir- Le dijo de repente

El peluquero le contestó -¿Te volvere a ver?

-Por supuesto, sigue los zapatos de cristal.- le contestó ella, y desapareció en un torbellino.


El volvió a su tienda y se durmió soñando en ella, pensando en aquella mirada, en aquella sonrisa, en aquellas manos y en aquella zapatera. Y siguió pensando dormido en muchas otras cosas, y todas ellas se traducían en una segunda vida en común….y mientras dormía se preguntaba cómo daría con ella …¡Maldición! … no había tomado el landmark de su casa….

Cuando se despertó, notó que tenia en su mano un zapatito de cristal…lo miro… NKshoes…. sonrió….

Afortunadamente en SL, es fácil saber el creador de cada objeto…

Y a partir de aquí, todo lo demás es historia, pero es la pequeña historia de la zapatera y el peluquero. Sí, queridos niños, amigos comunes me han dicho que por ahí andan, soñando todas las noches…entrando a vivir esa hermosa vivencia que han inventado juntos…creando prims y magia a su alrededor en este mundo virtual donde viven felices y comen perdices…. ¡ah!... y algún pato también cae de vez en cuando no creáis… cuac, cuac…

Porque, mis queridos niños y niñas…decidme, ¿de qué sirven los sueños si no es posible soñarlos?

Gracias zapatera, por permitirme vivir este sueño...

Y colorín colorado,…. ahora cerremos las cortinas…y dejemos que vivan del cuento…. Buenas noches niños, sed buenos...


Música: "These Boots are made for walking" por Dora Hall. Escúchala usando la radio de este blog

22 comentarios:

oyana dijo...

Qué bonito cuento, Aleix!!

Se lo cuentas a los niños, pero creo que a los adultos nos hace falta escuchar historias como esta para acordarnos de la alegría que proporcionan las cosas sencillas, los encuentros maravillosos y el amor, en general.

Nanak dijo...

Y el peluquero dijo: ¿quieres casarte conmigo?
La peluquera respondió: ¿Y por la noche que harás?
Él, mirándola a los ojos afirmó: recorrer el metaverso juntos, si quieres...
Entonces ella le dio un beso, se abrazaron, y fueron felices y comieron perdices(con 230 prims cada una), y a mí me dieron un poco por ser buena.
,,,º¿º,,,

Nanak dijo...

...la zapatera, no la peluquera, evidentemente...jo...es que la emoción me embarga...
,,,º¿º,,,

Oteaba Auer dijo...

Preciosa historia y la forma de contarla, me ha hecho sentir niña de nuevo... mantiene el interés todo el tiempo. No me extraña que nanak equivocara su profesión al hacer el comentario :)
Besos

Lex dijo...

Me encantan los cuentos, sobre todo los que tienen un final feliz.

A veces las cosas simplemente ocurren, sin buscarlas...

Albert Revolution dijo...

Aaaaahhh ahora lo entiendo ja ja ja, y tú, querida amiga Nanak, peguntándome si había leído el post del entrañable Aleix, y yo hablándote de sculpties ja,ja,ja.
Hermosa historia, compas, cuando los pixels abren puentes entre mentes, almas y corazones.
Un abrazo a ambos dos, con todo mi cariño.

Monik dijo...

Precioso cuenta Aleix...preciosa pareja...os quiero a los dos!!

Besotes!!

Sergal dijo...

Amigo Aleixandre, hoy alababa tu pluma. A raiz de un problema en el blog de Oteaba que me dió permisos para solucionarle un tema y hubo una confusión. Afortunadamente asunto solucionado.
Choco mis cinco. Felicitaciones para los dos

Elgob Oh dijo...

Yo Regalo el reportaje de bodas.

Sabela dijo...

Casi todo el encanto de los cuentos reside en la capacidad de narración de la persona que los relata, y tú has conseguido mantener la magia de tu historia desde el principio hasta la última letra!
Enhorabuena por tan valioso hallazgo :)
Biquiños!

Napoleón Baroque dijo...

Es que Sl libera un plus de ficción. Somos personas de carne y hueso modelando un plus de ficción desde un avatar.
Precioso post.

Laura dijo...

Me ha encantado Aleix! Me has hecho pasar un rato genial leyendo este cuento, aunque casi me da un soponcio no había leído eso del NK shoes y ya estaba yo dramatizando! Si es que mi subconsciente debe acabar mal todo los cuentos!
Muy chulo!

Morrigan Mathy dijo...

Ains!!!! joooo que bonito!!
Yo quiero un cuento asi, pero con el fotógrafo y la rubia de los fractales... Y por supuesto con final feliz!
Un besote y enhorabuena... porque encontraste la zapateria, verdad??

monic Mcmahon dijo...

Me pongo de tierna con estas historiass... ayyy!! Precioso el cuento. Besos guapo.

Ive dijo...

Siempre se ha dicho que de una boda sale otra.

Me alegro mucho por vuestro amor y que vivais al máximo las noches mágicas de SL.

Arwen dijo...

Esa magía por la que nos atraen los cuentos y que hacen que nuestra mente vuele hasta alcanzar esos sueños que nos inundan.
Bonito toque de magía, Aleix :))

Aleixandre Biedermann dijo...

Queridas amigas y amigos...gracias a todos por vuestros cariñosos comentarios... yo siempre he creido que la mayoria de los que andamos en SL, creemos en la magia. Y es estupendo poder compartir esa magia con la gente que quieres...

Eiko dijo...

aisss... que cuento más bonito!! Muchisimas felicidades a los dos, aprovechad esta segunda vida y sed muy, muy felices, os lo mereceis :)

Anónimo dijo...

LA VERSION DEL HADA MADRINA :

En realidad nunca ha sido el Hada Madrina sino la Ratita Presumida , aunque al Peluquero en su delirio amoroso, la confundiera .

Los hechos son los como los cuento

Estaba La Ratita tan tranquila en su casita-taller cose que te cose , ahora me pongo aquí un volantillo , ahora aquí un lacito , alli en encaje ....... cuando la bruja Isa le mando un aviso de unos zapatitos maravillosos con los que, cuenta la leyenda , que se encuentra novio .

No es que a ella le me interesase mucho un novio virtual ( lospreferiria reales real, ya que como buena Ratita Presumida siempre esta a lo suyo pero ...... a nadie le amarga un dulce y como, decía su abuela “ para encontrar al príncipe azul hay que besar mucho sapo “. Sabia anciana !!

Pues eso , que fue rauda y veloz ( tanto con lo Srs lindes lo permitían ese dia ) a ver los zapatitos mágicos y se encontró estaban de exposición porque la Zapatera no les había puesto precio .

Le mando un IM y de ahi en seguida nació una amistad que se tradujo en unos maravillosos zapatos de flamenca , porque no os he dicho queridos niños que la Zapatera es mas hacendosa que la Ratita Costurera si cabe , a parte de tener una aire beckeriano en la mirada

La Ratita ya conocía al Peluquero , un gentleman muy educado y encantador ,con un algo Beckeriano en la mirada …………

¿ Me repito? no , vereis

A la ratita le encanta jugar a las parejas , y siempre se mete donde no le llaman .

En cuanto vio a la Zapatera pensó : “este cromo ya lo tengo”

A si que se las ingenio para que a la menor ocasión se conocieran .

Un dia el Peluquero estaba arreglando su tienda y llamó a Ratita para que le ayudara a ordenar .

.- Sabes Peluquero para completar tu tienda lo que necesitas es unos buenos complementos ,bolsos Y ZAPATOS .

.- Que buena idea , y sabrías de alguien que haga buenos zapatos?

Lo demás llegó rodado
Una vez que la Ratita costurera consiguió reunir a esos dos pobres avatares en un mismo Sim , se vio una lluvia de particulas en el cielo y dos miradas beckerianas se encontraron de reojillo .

Lo demás ya lo conocéis , solo deciros que la Zapatera encontró a su principe azul pero la Ratita no , ocupada como esta en arreglar la vida de los otros

Claro , como el Peluquero no hay dos , pero en SL siempre tendremos Control +D ANIMO RATITA

FDO CANDELA PFEFFER

Anónimo dijo...

¡Ay, Candelilla! Mira que eres...
Tengo que agradecer a mi despiste innato el no haber colocado aquel día los precios a las botas, porque gracias a eso te conocí. He aprendido a quererte mucho, a ver tu gran generosidad, a reirme con tus cosas, a disfrutar con tu compañía...Y gracias a ti conocí a Aleix, ese peluquero tan amable (como me dijiste al principio, allá por febrero). Lo que no dijiste es que es un avatar siempre de buen humor y muy positivo, que es lo que más me gusta de él.
Gracias, mi ratita presumida. Mil gracias.

Nanak Nikolaidis

,,,º¿º,,,

Aleixandre Biedermann dijo...

Eiko..gracias cielo..eres una amiga de las que ha estado ahi siempre..
Ratita presumida.... que hariamos sin ti?.... conocerte ha sido una de las cosas estupendas que nos ha dado SL... sigue cosiendo con nosotros...

Muacs patito...

Mariam Kidd dijo...

jooooooooooooooo que historia mas bonita, me ha dao sueño y todo y he soñado con algo muy bonito.
Gracias por compartir tus sueños con nosotros.
Suerte pareja